DIARIO IZVESTIA
LA FUNDACIÓN RECUPERA EL ARTÍCULO DEL DIARIO IZVESTIA QUE REVELA LAS VIVENCIAS DE MIGUEL HERNÁNDEZ EN SUELO RUSO

Miguel Hernández vivió el sueño proletario. Tras sesenta y seis años de espera ha llegado a la Fundación Miguel Hernández el artículo que el rotativo Izvestia realizó con motivo del ‘V Festival de Teatro Soviético’.

El documento relata las impresiones que la delegación española, compuesta por Francisco Martínez Allende, director del Teatro Popular de Madrid ‘Tribuna’, la actriz Gloria Álvarez Santullano, el pintor Miguel Prieto y el insigne poeta Miguel Hernández, expresaron a su llegada a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Miguel Hernández, en sus manifestaciones declaraba la unión fraternal que entrelazaba a las dos naciones en un espíritu común de lucha ideológica y cultural: “Tanto las canciones como los bailes que nos han mostrado hoy producen una inolvidable impresión. Un pueblo que posee semejante arte es, sin duda alguna, un pueblo extraordinariamente fuerte y vigoroso, que disfruta de la vida activa, alegre y pletóricamente”. Es indudable la gran emoción que embargó a nuestro ilustre lírico en su peregrinar a través de la nomenclatura cultural.

El sentimiento de acogida fue compartido por el resto de los integrantes de la delegación española. Así lo muestran las declaraciones realizadas por Francisco Martínez Allende, en las que explica los fines que les habían llevado a tan lejanas tierras, mientras todo un pueblo sufría y se consumía en lucha fratricida: “Hemos venido a la URSS para aprender a poner el arte al servicio del pueblo. El programa de la primera jornada nos ha mostrado la sorprendente fuerza vital y lo pintoresco del arte nacional de los pueblos soviéticos libres”.

Al mismo tiempo, el diario también recoge el comentario que al respecto hace Miguel Prieto sobre la conexión intrínseca entre ambas culturas: “El concierto de hoy me ha llevado a la convicción de que entre el folklore del pueblo ruso y el del pueblo español existen muchos puntos de contacto. Por muy raro que pueda parecer a primera vista, la canción rusa ‘La Estepa’, tan bien interpretada por el Coro Piatnitski, recuerda, por ejemplo, a las canciones de los campesinos castellanos”.

En esta misma línea se pronuncia Gloria Álvarez Santullano, quien señala un curioso ejemplo del profundo amor y admiración que la nación española profesa hacia el laborioso pueblo eslavo: “Quiero aprovechar la ocasión para contarles a ustedes un emotivo testimonio del sincero amor que siente el pueblo español por la URSS. No hace mucho que he comenzado a dar clases de rítmica a los pequeños escolares de un colegio español. Los chicos vagueaban y no querían dar clase. Sin embargo, me bastó prometerles que les enseñaría después bailes rusos para que los niños comenzaran a estudiar entusiasmados”.

Estas valiosas declaraciones han sido facilitadas a esta entidad a través de Andrés Santana Arribas, investigador y miembro de la Embajada de España en la capital moscovita, que participará en el II Congreso Internacional Hernandiano como miembro de la Mesa Internacional del Congreso, además de presentar la comunicación: “Miguel Hernández y el pueblo ruso: encuentro de dos almas gemelas”.

Verónica G. Ortiz
Alfonso Moya Torres

[TRADUCCIÓN - IZVESTIA (portada, 2 de septiembre de 1937)]

“LOS HUÉSPEDES ESPAÑOLES SOBRE EL FESTIVAL”

Ayer visitó el festival de teatro una delegación de personalidades del mundo del arte de la República de España. Entre ellos se encuentran el director del teatro popular de Madrid “Tribuna”, Francisco Martínez Allende, la actriz Gloria Álvarez Santullano, el poeta y dramaturgo Miguel Hernández y el pintor Miguel Prieto, organizador del teatro de marionetas.

“Hemos venido a la URSS –afirma Francisco Martínez Allende- para aprender a poner el arte al servicio del pueblo. El programa de la primera jornada nos ha mostrado la sorprendente fuerza vital y lo pintoresco del arte nacional de los pueblos soviéticos libres”.

El pintor Miguel Prieto expresa al respecto la siguiente interesante idea: “El concierto de hoy me ha llevado a la convicción de que entre el folclore del pueblo ruso y el del pueblo español existen muchos puntos de contacto. Por muy raro que pueda parecer a primera vista, la canción rusa “La Estepa”, tan bien interpretada por el Coro Piatnitski, recuerda, por ejemplo, a las canciones de los campesinos castellanos.

“Tanto las canciones como los bailes que nos han mostrado hoy producen una inolvidable impresión, –dice Miguel Hernández.- Un pueblo que posee semejante arte es, sin duda alguna, un pueblo extraordinariamente fuerte y vigoroso, que disfruta de la vida activa, alegre y pletóricamente”.

“Quiero aprovechar la ocasión –declara Gloria Álvarez Santullano- para contarles a ustedes un emotivo testimonio del sincero amor que siente todo el pueblo español por la URSS. No hace mucho que he comenzado a dar clase de rítmica a los pequeños escolares de un colegio español. Los chicos vagueaban y no querían dar clase. Sin embargo, me bastó prometerles que les enseñaría después bailes rusos para que los niños comenzaran a estudiar entusiasmados. Este amor de los niños españoles por el solo nombre de la URSS no es casual: el pueblo español considera a la URSS un país al que está unido por lazos de afinidad ideológica y fraternal amistad”.

Subir