Entrevista a Juan Ramón Torregrosa, Jurado del Premio Nacional "Miguel Hernández" de Poesía 2010

Nació en Guardamar del Segura, Alicante en 1955. Es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Barcelona. En la actualidad ejerce como profesor de secundaria en el IES Doctor Balmis de Alicante. Ha publicado varios libros de poesía, el último de ellos es “La soledad siguiendo” (Point de Lunettes, Sevilla, 2008). Ha publicado, además, en la editorial Vicens Vives, diversas antologías de poesía, entre las que destacan “Las cuatro estaciones” y “Antología de la lírica amorosa”, reeditadas en varias ocasiones. En esa misma editorial ha preparado dos antologías de Juan Ramón Jiménez para niños: “Estampas de Platero” y “El iris mágico”.

Es responsable también, junto con Antonio Carvajal, de las antologías “Hoy son flores azules” (infantil) y “Mañana serán miel” (juvenil). Tradición oral en “poetas del 27”, editadas por la Junta de Andalucía y la Diputación de Granada en 2007. Asimismo ha tenido a su cargo ediciones críticas de Benjamín Jarnés (“Su línea de fuego”); Bécquer (“Leyendas y rimas”) y Alejandro Casona (“Nuestra Natacha”), y una adaptación juvenil de la novela “Historia de dos ciudades”, de Dickens.

"La soledad siguiendo" es un intenso poemario amoroso ambientado en la época de la Transición, que recoge influencias de Garcilaso y Miguel Hernández, pasando por Bécquer y la lírica tradicional. Los poemas, de forma breve e imagen certera, tocados de suave melancolía, tratan de racionalizar la experiencia amorosa desde el paso del tiempo. Un relato romántico y juvenil que sucede en torno a la muerte de Franco. Torregrosa asegura que el enamoramiento entre jóvenes en esta época era "intenso y libre", dos sensaciones que se vivían también en otras dimensiones sociales con la salida del régimen franquista.

Torregrosa participó como miembro del Jurado del Premio Nacional de Poesía “Miguel Hernández” 2010, para poetas españoles menores de 35 años, al que concurrieron 136 poemarios seleccionados, procedentes de casi todas las comunidades autónomas. El galardón está convocado por la Fundación, dotado con 3.000 euros, un elemento artístico acreditativo y su publicación en la prestigiosa editorial madrileña Devenir.

Entrevista

¿Es la primera vez que colabora con la Fundación Cultural Miguel Hernández?

Si, como jurado estoy la primera vez.

¿Qué impresión le ha causado la obra ganadora?

Yo creo que es un poemario muy interesante, de una persona que conoce muy bien el oficio, que ha leído mucho y sabe interpretar los tópicos clásicos con un lenguaje actual. El ganador es licenciado en Filología Hispánica, profesor de secundaria y está preparando una tesis doctoral, eso hace que se note en su poema. El poemario es muy fácil de leer, los adolescentes se pueden sentir identificados, trata sobre un joven un poco desorientado en el mundo actual, en las salidas nocturnas, pero trata de replantearse buscarse a sí mismo.

¿Qué opina del nivel literario de este año, en los participantes que han optado al Premio Nacional de Poesía Miguel Hernández?

Había cinco poemarios que podrían haber ganado perfectamente, siendo diferentes unos a otros. Los otros no estaban tan terminados ni tan pulidos como el ganador.

En su libro poético “La soledad siguiendo”, poemario amoroso ambientado en la época de la Transición, el cual tiene influencia de Miguel Hernández, entre otros. ¿Qué fue concretamente lo que tomó del poeta para inspirarse?

Este libro, que lo escribí hace unos años, digamos que la huella de Miguel Hernández es el verso corto y breve, y ese aire de diario que utiliza en el “Cancionero y romancero de ausencias”. También tomé como punto de partida en Miguel Hernández la poesía popular y la sencilla, el mundo del flamenco y en ese sentido sí que me lo han comentado que está la huella de Miguel Hernández, aunque no fue buscado, sino que salió así.

Usted trabaja en un instituto de educación secundaria, concretamente en el departamento de Lengua Castellana. ¿Han organizado, o tienen previsto, algún acto de cara al centenario?

Sí, con mis alumnos de una asignatura optativa, Lengua y Documentación, hemos preparado un recital poético, que lo han hecho en las jornadas culturales del instituto, han recitado poemas de Miguel Hernández combinado con música e imágenes. Acabo de editar un libro de Miguel Hernández “Antología viva de Miguel Hernández”, dedicada a jóvenes de primero y segundo de secundaria, aunque también para la enseñanza en general. He participado en el congreso de Toledo la semana pasada.

¿Qué opinión le merece la labor que desempeña la Fundación, a la hora de promover actos y dar a conocer la obra del poeta?

Pues es fundamental porque su finalidad y su labor es dar a conocer la obra y la figura de Miguel Hernández, y en ese sentido yo creo que es insustituible su trabajo.

Maria Jesús Zapata Fernández
Santiago Mirete Moñino

Subir